Día 4: ¡Nos vamos de ruta!

¡Hola a todos! ¡Hoy ha sido un día lleno de diversión y aprendizaje!

Comenzamos la mañana con una asamblea por grupos donde repasamos las normas del campamento. Fue genial ver cómo todos colaboramos y recordamos la importancia de ser respetuosos, solidarios y responsables. Nuestros monitores nos explicaron cómo estas normas también nos ayudan a crecer como individuos y a construir una comunidad fuerte y unida. Todo esto contribuye a que nuestros campistas integren qué es lo que permite que el trabajo en grupo funcione de forma adecuada, y la necesidad de que entre todos y todas establezcamos reglas que ayuden a que todas las actividades y talleres funcionen correctamente, y que, de esta forma, podamos disfrutar plenamente del campamento. 

Después de la asamblea, nos adentramos en una emocionante ruta por el campo. Fue una oportunidad perfecta para conectarnos con la naturaleza y aprender más sobre el entorno que nos rodea. Nuestros monitores nos enseñaron a identificar diferentes plantas y animales, y nos explicaron cómo cuidar y preservar el medio ambiente. Aprendimos sobre la importancia de la sostenibilidad y cómo nuestras acciones pueden marcar la diferencia entre un entorno cuidado, y otro en que se esté viendo afectado por la acción de las personas. 

Después de reponer fuerzas en la comida, nos dirigimos a la piscina para refrescarnos y disfrutar de diferentes juegos de agua. Además de ser una actividad recreativa, los juegos de agua también nos ayudaron a desarrollar habilidades de trabajo en equipo, comunicación y coordinación motora. Aprendimos a respetar los límites personales y a colaborar para crear un ambiente seguro y divertido para todos. Todo ello, son oportunidades donde los monitores, ponen en marcha estrategias que promueven las habilidades sociales entre nuestros chicos y chicas, teniendo la oportunidad de practicarlo en un momento lúdico y divertido, y de esta manera emular situaciones cotidianas del día a día. 

Después de un tiempo en la piscina, nos dirigimos a nuestras habitaciones para recoger y ordenar nuestras maletas. Esta tarea nos enseñó la importancia de mantener nuestros espacios limpios y organizados, fomentando hábitos de responsabilidad y autocuidado. Además, nuestros monitores nos explicaron cómo tener un entorno ordenado puede influir en nuestra concentración y bienestar general. El campamento es un momento, donde las emociones y la diversión nos pueden hacer olvidar la importancia del orden, por ello, recordar estos procesos, y comprender su utilidad, supone un aprendizaje de gran utilidad a nuestros campistas, que por supuesto, intentamos que les sirva para luego poder ponerlo en práctica en sus entornos. 

Uno de los grupos ha realizado un taller de atrapasueños. Ha sido una actividad creativa y significativa que nos permitió explorar nuestra imaginación y expresarnos artísticamente. Aprendimos sobre la historia y el simbolismo detrás de los atrapasueños, y cómo pueden ayudarnos a capturar y filtrar nuestros pensamientos y sueños. Fue un recordatorio de la importancia de cuidar de nuestra salud mental y encontrar formas creativas de lidiar con el estrés y las preocupaciones. 

Después de una deliciosa cena, tuvimos una emocionante actividad nocturna: cine. La película elegida fue “El Lorax”, una elección maravillosa para nuestro campamento. A través de esta película, hemos podido explorar temas ambientales y aprender importantes lecciones sobre la conservación y el cuidado de nuestro planeta. 

Hoy ha sido un día inolvidable en nuestro campamento. Cada actividad que hemos realizado ha tenido un propósito educativo y nos ha ayudado a crecer como individuos. Desde repasar las normas hasta explorar la naturaleza, participar en talleres creativos… 

Mañana más y mejor!

Galería de Imágenes ( visible solo para usuarios autorizados)