Servicio Médico

Neurología Infanto-Juvenil

La Neuropediatría es la especialidad médica que atiende los problemas neurológicos del niño y adolescente. Aunque se ocupa de la prevención, valoración y tratamiento de los problemas que involucran al sistema nervioso, en este departamento se valoran de forma específica, aquellos relacionados con los problemas del neurodesarrollo infanto-juvenil.

Se atienden, desde una perspectiva médica y profesionalizada, problemas de aprendizaje, TDAH, retrasos del desarrollo, tics, autismo…

A través de una detallada entrevista y exploración del niño, y apoyándose en las técnicas más novedosas y útiles, tanto de la medicina como de la neuropsicología, se aportan los diagnósticos médicos apropiados, y aquellas medidas terapéuticas científicamente contrastadas.

El Neurólogo ayudará a la familia y al paciente, a entender el problema que afecta al niño, desde una perspectiva racional y médica.

Dr. Alberto Fernández Jaén.
Especialista en Neurología Infantil.
Director Médico de CADE.
Jefe del Departamento de Neurología Infantil.
Hospital Universitario “Quirón” Madrid.

 

Neurología de adultos

La Neurología es la especialidad médica que trata los problemas neurológicos del sistema nervioso. En el centro CADE estamos especializados en la valoración y tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad en la etapa Adulta, sus manifestaciones, repercusiones, así como las comorbilidades que el mismo supone.

Se atiende, desde una perspectiva médica y profesionalizada, a adultos con TDAH. Actualmente sabemos que es un trastorno neurobiológico crónico que, no sólo persiste en la edad adulta sino incluso, puede ser un factor de vulnerabilidad  para el desarrollo de distintas patologías, por lo que se debe tratar no sólo el trastorno sino las comorbilidades que el mismo conlleva.

A través de una detallada entrevista y exploración del adulto, y apoyándose en las técnicas científicas, tanto de la medicina como de la neuropsicología, se aportan los diagnósticos médicos apropiados, y aquellas medidas terapéuticas contrastadas.

Dr. Daniel Martín Fernández-Mayoralas
Especialista en Neurología Infanto-Juvenil y de Adultos.
Adjunto del Departamento de Neurología Infantil.
Hospital Universitario “Quirón” Madrid.

 

Psiquiatría Infanto-Juvenil y adultos

La Psiquiatría es la rama de la medicina que tiene por objeto el estudio, diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades mentales, así como de ciertos trastornos de la personalidad y de la conducta, ocupándose también de los aspectos psicológicos y psiquiátricos de las enfermedades orgánicas.

La Psiquiatría, en tanto que rama de la medicina, al realizar la integración del estudio y tratamiento de los trastornos psiquiátricos y la relación de los seres humanos, consigue la mejor adecuación del sujeto con su medio, de forma que asegure su autonomía y adaptación a las distintas condiciones que conforman la existencia humana.

El psiquiatra ocupa un lugar de encrucijada entre las ciencias biológicas y humanas e implica una visión integral del enfermar desde la etapa infantil hasta la edad adulta.
Dicho estudio integral de la enfermedad mental, que se realiza sobre la base de la observación clínica y la investigación científica, incluye aspectos tales como: el conocimiento, explicación, profilaxis, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación.

Se realiza a través de una entrevista clínica estructurada, exploración y estudio observacional del paciente, así como de la interacción familiar, apoyándose en las técnicas psicométricas y de neuroimágen más avanzadas, a la vez que se hace un abordaje sistémico del problema, al estar el paciente integrado en un ámbito familiar.

En el ámbito específico infanto-juvenil, el psiquiatra utiliza la entrevista clínica, la observación de las personas al cuidado del niño o adolescente, y la interacción familiar junto con las pruebas formales de habilidades cognitivas y sensorio-motoras para determinar:

  1. Si el niño y la familia han alcanzado determinado nivel emocional (p.ej., apego, comunicación intencional, capacidades representacionales)
  2. Si existen limitaciones en los dominios emocionales relacionados con las etapas de crecimiento del niño.

Tanto en el caso de una deficiencia como en el de una limitación, el psiquiatra puede valorar la interrelación entre los diferentes miembros de la familia.

Una vez se realiza un diagnóstico clínico del trastorno, se aplican las medidas terapéuticas adoptadas por consenso internacional.

El Psiquiatra ayudará a la familia y al paciente a entender el problema médico que le afecta, desde una perspectiva integrada.

Dra. Sonia López Arribas.
Especialista en Psiquiatría Infanto-juvenil y del adulto
Jefe de Sección del Servicio de Psiquiatría
Hospital Central de la Defensa.