Tratamiento psicopedagógico y logopédico

¿Qué es?

Intervención multidisciplinar sobre las “dificultades de aprendizaje” y de rendimiento escolar.

Trastornos más habituales

El tratamiento psicopedagógico de cada niño dependerá del tipo de trastorno y del nivel de desarrollo que presente en el momento en que entra a tratamiento.

TRASTORNO DE DEFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD (TDA-H):

Se trata de un trastorno neurológico del comportamiento caracterizado por el desarrollo inapropiado de los síntomas de inatención, impulsividad e hiperactividad, tales como: distracción moderada a severa, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas. Dicha sintomatología se ha de manifestar al menos en 2 ambientes distintos (casa-escuela). El comienzo de los síntomas ha de ser antes de los 7 años y con una duración mayor a 6 meses.

ALTERACIONES DEL LENGUAJE ESCRITO:
  1. Disgrafía adquiridas: alteración en la escritura por lesión cerebral que presentan sujetos que anteriormente escribían correctamente.
  2. Dislexias adquiridas: dificultad específica para la lectura sea cual sea la causa. Esta alteración se produce cuando el sujeto ya había adquirido la lectura.
  3. Dislexia y Disgrafías evolutivas: la presentan aquellos sujetos que sin ningún factor aparente, como retraso mental, lesión cerebral… presentan problemas o dificultades para aprender a leer y escribir. Se diferencian de los retrasos en lectoescritura por el factor inesperado, es decir, no hay ninguna razón aparente.
  4. Retraso lector: son los niños que tienen retraso en la lectoescritura por cualquier causa: déficit intelectual, falta de motivación, absentismo escolar,… generalmente las dificultades aparecen en los procesos léxicos tanto en escritura como en lectura. 
ALTERACIONES DEL LENGUAJE ORAL

Alteraciones del habla: Son las alteraciones que afectan a las formas estructurales o sensoriomotoras del aparato del habla, tanto de la producción como de la producción de los elementos que componen la palabra hablada. dentro de este grupo encontramos:

  1. Retraso evolutivo del habla sin causa patológica manifiesta, una cantidad de errores articulatorios del material fonético, que prolongan el periodo de la adquisición de los sonidos del habla más allá de los 5 años de edad, pero tanto la estructuración de la frase como la comprensión verbal se ajustan a su desarrollo.
  2. Dislalias: alteraciones en la articulación y en la percepción de las unidades fonéticas y fonológicas que componen el habla de un niño mayor de cinco años y que no presenta lesiones centrales ni periféricas.
  3. Disglosia: alteración articulatoria en la producción oral producida por una causa anatómica y/o fisiológica de los órganos periféricos articulatorios y de origen no neurológico. Pudiendo haber disglosias labial, lingual, palatina y mandibular
  4. Disartria: alteración de la actividad articulatoria de las unidades fonéticas, es una deficiencia de la propia ejecución neuromuscular del habla, provocada por una lesión de los conductos neuronales y caracterizada por la debilidad, parálisis o incoordinación de la musculatura del habla
  5. Alteración de la fluidez del habla (Disfemia-Tartamudez): trastorno de la fluidez del habla que se caracteriza por una expresión verbal interrumpida en su ritmo de un modo más o menos brusco. existen dos tipos de disfemia, debido a los síntomas, pudiendo se tónica o clónica.

Alteraciones del lenguaje: Alteraciones que afeitan a la recepción, significación y elaboración del lenguaje.

  1. Retraso del lenguaje (simple, moderado, severo): es la detención temporal de la evolución madurativa del niño en aspectos del lenguaje, no presentándose alteración evidente en las capacidad mental, sensorial, motora o relacional. El lenguaje aparece más tarde de lo habitual y evoluciona lentamente.
  2. Disfasia infantil congénita (expresiva, comprensiva, mixta): trastorno específico del lenguaje, tanto de la expresión como de la comprensión, presente en un niño de inteligencia normal que no tiene trastornos sensorio motores mayores. Son niños que se encuentran incapaces de organizar el lenguaje y por lo tanto de poderlo manejar, emplear y utilizar
  3. Afasia infantil adquirida: pérdida total o parcial de la capacidad de formulación, de expresión y/o comprensión de los signos el lenguaje, producida por una lesión cerebral adquirida y localizada, generalmente en la corteza cerebral que rodea la fisura de Rolando del hemisferio izquierdo.

Alteraciones de la comunicación: Mutismo (electivo o total adquirido): ausencia del habla ante determinadas personas o ante circunstancias específicas.

TRASTORNO DEL APRENDIZAJE NO VERBAL:

Síndrome neurológico que se cree que es el resultado de un daño en las conexiones de la sustancia blanca en el hemisferio derecho del cerebro, que es importante para la integración intermodal. Existen tres grandes categorías de disfunción presentes en el trastorno:

  1. Motora: falta de coordinación, problemas severos de equilibrio y dificultades con las habilidades de grafomotricidad fina.
  2. Visual-espacial-organizativa: falta de imagen, pobre reconocimiento visual, percepciones espaciales defectuosas y dificultades con las relaciones espaciales
  3. Social: falta de habilidad para comprender comunicaciones no verbales, dificultades para regular las transiciones y situaciones novedosas, y déficit en el juicio y la interacción social.

Las personas con TANV generalmente tienen habilidades verbales excepcionales, trabajan bien en la escuela en aquellas asignaturas que requieren decodificar (el aspecto de reconocimiento de las palabras en la lectura) y codificar (ortografía) lenguaje escrito, tienen una excelente atención y memoria auditiva, y aprenden principalmente a través de la mediación verbal. Este síndrome parece ser el exacto opuesto de la dislexia.

Actualmente hay abiertas diferentes líneas de investigación con el objetivo de redefinir el Trastorno del aprendizaje no verbal por otro concepto que recoja con mayor la sintomatología de dicha patología. Los resultados obtenidos hasta la fecha nos refieren a un Trastorno del Aprendizaje Procedimental, TAP.

El TAP implica un déficit en los automatismos motores, cognitivos y comunicativos requeridos en el aprendizaje escolar y en la interacción social, aunque no es un trastorno de la gama autista.

Funciones Ejecutivas

Entendemos por FE un conjunto de procesos cognitivos vinculados al funcionamiento del lóbulo frontal del ser humano. Algunas de las capacidades que componen el constructo de las FE son: memoria de trabajoplanificaciónflexibilidadmonitorización e inhibición de conductas. Este conjunto de habilidades cognitivas nos permiten la anticipación y el establecimiento de metas, la formación de planes y programas, el inicio de las actividades y operaciones mentales, la autorregulación de las tareas y la habilidad de llevarlas a cabo eficientemente.

La rehabilitación de las funciones ejecutivas (asociadas a la corteza prefrontal) es realizada por personal especializado. Los neuropsicólogos clínicos aconsejan que cuanto antes se realice dicha rehabilitación, mayor será la recuperación funcional del paciente.

Técnicas de Estudio

En un tratamiento sobre técnicas de estudio se pretende enseñar al alumno a planificarse, organizarse el tiempo y las técnicas específicas para el estudio: subrayado, resumen, esquemas .etc.

¿Cómo?

Estos tratamientos son individuales y consisten en dos sesiones semanales en días alternos, con una duración de cincuenta minutos cada una, donde se trabajan las dificultades específicas de cada alumno.